Colegio: 91 665 80 66 |  E. infantil: 91 665 85 90 | C. deportivo: 91 665 81 81
Quality education for the future, now

La llegada del hermanito: cuando aparecen los celos

Consejos que te ayudarán

La llegada del hermanito.

Todos conocemos a alguien que nos cuenta lo mal que lo pasó su hijo cuando nació la hermana o el hermano pequeño. No quería verle; gritaba y se enfadaba si el bebé lloraba; reclamaba a su madre o padre cuando atendían al bebé…. Es entonces cuando nos surgen las dudas: ¿qué ocurrirá? ¿Aceptará a su hermano/a? ¿Volverá a reclamar el biberón que dejó hace dos años? Obviamos que, en pocos meses, pasará la tormenta. Y seguro que dentro de 20 años nos dirá: “que alegría tener a mi hermana/o y poder compartir tiempo, gustos, amistades…”.

 

Cambios de conducta que puede manifestar el hermano mayor con celos

Según Elisa Hidalgo (2010) en Los celos infantiles, entre otros autores:

  • Cambios en el comportamiento. Tales como aumento de la desobediencia, negativismo, oposicionismo, llanto; terquedad, rabietas, irritabilidad, nerviosismo, preguntas sobre si le quieren, sueño irregular.
  • Conductas regresivas. Orinarse en la cama, chuparse el dedo, pedir usar chupete y/o biberón, utilización de un lenguaje infantil imitando al bebé, repitiendo palabras o frases o tartamudeando.
  • Somatizaciones. Dolor de estómago, dolor de cabeza, cansancio, insomnio, falta de apetito.
  • Rivalidad abierta. Verbalizaciones de envidia y resentimiento hacia el hermano, diciendo que no le quiere; agresividad hacia el hermano o los progenitores; conductas desafiantes.

Según estudio de Dunn y col. (1982), como refiere Polaino-Lorente en La educación del niño celoso, la tercera parte de los niños valorados para el estudio tuvieron comportamientos regresivos, como demandas exageradas de afecto, trastornos del sueño, o aislamiento social.

 

Qué podemos hacer para evitar o sobrellevar los celos de nuestro hijos mayor

  • Una vez que el embarazo esté asegurado, (los médicos lo establecen normalmente pasado el primer trimestre), deberemos comunicarle a nuestro hijo mayor la nueva situación. Y lo haremos de la manera más inteligible posible adaptado a su edad, ejemplo “mamá tiene un bebé en la tripita”. Después establece un momento en el que ellos puedan encuadrar el nacimiento. En verano, Navidad, Reyes magos, Carnaval…  Asócialo a un momento especial en el colegio para que pueda ubicarse.

Dale la oportunidad de que pregunte lo que necesite y resuélvele las dudas que se le pueda plantear.

  • Deja que madure la idea, la interiorice. Pídele que exprese lo que siente si es más mayorcito. O bien dale la oportunidad de que pregunte lo que necesite y resuélvele las dudas que se le pueda plantear. “¿Voy a tener que compartir mis juguetes¿Ya no me vas a querer?” En ese momento recuérdale que es un ser único y un ocupa un lugar irremplazable en nuestra vida.
  • En cualquier momento del embarazo, permítele expresar sus emociones, por ejemplo miedo a lo desconocido, miedo al desamparo, miedo a la soledad; enfado por no haberle pedido opinión si quería un hermano; rabia por pensar que no va a tener atención plena y única. También deberemos seguir resolviéndole cualquier duda que tenga.
  • Debemos hacerle partícipe del embarazo. Por ejemplo, enseñándole las ecografías en 3D o 4D, anunciarle si va a ser niño o niña (y ofrecerle las ventajas de ese sexo), preguntarle qué nombre le gustaría y participar en la votación para su elección, permitirle ayudar a elegir los primeros peluches, mantitas o decoración de la habitación. Podemos aprovechar esta circunstancia para enseñar al hermano mayor ecografías y fotos suyas de pequeño.
  • Cuando se acerque el momento del parto, explícale que durante unos días mamá estará en el hospital. Dile que se tendrá que quedar en casa de los abuelos, los tíos, etc. Pero asegúrale que serán unos días, y que podrá hablar por teléfono en cualquier momento, hacer videollamadas, etc, y decirle que vendrá a verlos al hospital.

 

Y cuando ya ha nacido… La llegada del hermanito

  • Una vez que ha nacido, cumplir las promesas o los pactos acordados, como llevarle al hospital o realizar las llamadas o videollamadas acordadas. Muchas familias nos cuentan que le entregan al hermano mayor un regalo de parte del recién nacido. Deja que se acerque a él, le bese, le toque la mano, los piececitos, de esta forma establece un lazo de unión.
  • Una vez en casa, mantened las mismas rutinas y cuidados de siempre. No es momento para realizar cambios, como dejar el chupete, comenzar a dormir sólo en su habitación, recoja una persona distinta que la normal del cole…
  • Permite que  participe en el cuidado del bebé: que ayude en el baño, darle el biberón, ponerle el pijama, el chupete, etc. Bien sean comparaciones físicas, de comportamiento, de temperamento, cognitivas… Y menos aún delante del hermano mayor, ya que puede agravar sus miedos, su enfado o su inseguridad. Como refiere en Orientaciones sobre celos infantiles, “no expresar nunca preferencias por ninguno de los hijos, ni siquiera en broma”.

Deja que se acerque a él, le bese, le toque la mano, los piececitos, de esta forma establece un lazo de unión.

  • Aquilino Polaino Lorente (1990) nos recomienda que, como a cualquier otro niño, le debemos enseñar a valorarse a sí mismo, desde la objetividad. Como dice Polaino, “el niño aprende que él no vale más o menos en función de lo que su madre le quiera (o le demuestre su cariño), sino en virtud de los valores que, conquistados por él, adornan su conducta”.
  • Dedicar tiempo a jugar en familia con todos los miembros, compartir tiempo de calidad entre todos.

Para finalizar, recuerda que en unos meses, no más de un año, superarán los celos y cambiará su rabia, enfado o tristeza, por amor y alegría. No obstante, si vemos que nuestro hijo está sufriendo y no existe una evolución, deberemos consultar con un profesional.

 

 

Cuentos recomendados ante la llegada del hermanito o hermanita:

  • Ha sido el pequeño monstruo, Helen Cooper. Editorial Juventud (1999).
  • Emocionario, Editorial Palabras Aladas. Imágenes Envidia, Amor, Miedo. Web con técnicas de abordaje según rango de edad: ENLACE
  • Todos sois mis favoritos, Sam McBratney. Editorial Kokinos (2006)
  • Cuando estoy celoso, Tracey Moroney. Ediciones SM (2008)
  • ¡Yo soy el mayor!, Begoña Ibarrola. Ediciones SM (2004)

En el caso de que el hermanito nazca con una discapacidad:

  • ¿Qué le pasa a tu hermano? Manual para hermanos y hermanas de niños con discapacidad. Àngels Ponce y Miguel Gallardo. Edita: Plena Inclusión y Fundación MRW (2016).  ENLACE

 

Bibliografía:

  • Pereda-López, M.A. (2016).  Intervención cognitivo-conductual en un caso de celos infantiles. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes vol. 3. Nº. 1 – Enero 2016 – pp 53-58. ENLACE
  • Hidalgo Latorre, E. (2010). Los celos infantiles. Revista Digital Enfoques Educativos, 55, 168-177. ENLACE
  • Pico, I. Celos infantiles: causas y estrategicas de prevención. ENLACE
  • Polaino-Lorente, A. (1991). Hijos celosos. Barcelona: CEAC.
  • Polaino Lorente, A. (1990). La educación del niño celoso. Revista española de pedagogía , año XLVIII , nº 187 sept-dic 1990. ENLACE
  • Dunn, J.F. & Kendrick, C. (1982). Siblings: love, envy and understanding. Cambridge, MA: Harvard Univeristy Press. ENLACE
  • Orientaciones sobre celos infantiles. ENLACE

 

María Paz García Bueno

Lcda. Psicología. Orientadora Infantil

Colegio Villalkor

Copyright © 2017 - Colegio Villalkor  Web creada por Softdream.es

Setup Menus in Admin Panel

X